¿Mi ángel? No más

He entendido la lección. No eres MI ángel, eres de otro. Alguien que ni tú ni yo conocemos.
Vamos, ya ni del tipo por el que llorabas hace un año.

Estás muerta, me lo han dicho ya. No vives en este mundo, te has ido. Eso explicaba tu ausencia en las redes sociales. Más por ese bloqueo que me tienes. Claro, me hice un Facebook falso para seguirte, y en efecto, un status de tu hermana, avisando la hora de tu entierro. No alcancé a despedirme de ti.

Alguien más carga con tu teléfono, suena pero nadie contesta. El whatsapp ha sido eliminado, o de plano ya no lo abren. Tus blogs, estos 2 que tienes en esta cuenta y el otro donde sólo tienes 1 sólo poema, abandonados a su suerte, y yo, tan sólo puedo con uno.

¿Ya no iremos a Egipto juntos? A conocer a los faraones que tanto admirabas. Tendré que irme sólo, con el anillo que una vez me regresaste. Ese anillo con el que me rechazaste. Un compromiso de 2.
Recuerdo como ese día tratamos de escapar al centro de Pachuca, a visitar el reloj que tanto te emocionaba observar. Y tú mirabas atónita a todos lados. Me acerqué a ti en un instante a besarte, y cuando terminé de hacerlo, te mostré ese anillo de plata, con una sola piedra, tan brillante y sublime como tú. ¿Qué hiciste? Me rechazaste con lágrimas. Nunca lo entendí. ¿Qué historia hay detrás de tus lágrimas?
Llegamos al hotel, cada quien se dirigió a su habitación a darse una ducha, te vi en pijama... CON ESE TOQUE SENSUAL QUE TE CARGABAS CON LA PIJAMA. Y leías, tu último libro, aquel que nunca pudiste terminar. Y lo quite de tu vista, y te besé... Como nunca lo había hecho.Y seguía pensando en no haberte hecho llorar con ese objeto lustroso.

El martes es tu cumpleaños. No estaré contigo. Nadie festejará tu cumpleaños, estarán tristes por no tener a quien festejarle. Llevarán regalos al panteón cercano a tu casa, donde reposan tus restos. A un lado de tus bisabuelos. Debajo de esa planta tan rara y misteriosa como tú. Amabas esa planta. Recuerdo cómo mencionaste que yo fui la única persona que conoció tu amor por esa planta, que a nadie más se lo habías dicho, porque compartías ese gusto oculto con tu bisabuela ya muerta. Me he de  imaginar cuan gustosa está tu alma (o tu memoria) de ya no tener un cuerpo atado.

Tenía ya el libro que te regalaría " Millennium 3" No terminaste de leer el segundo porque viste el final de la película. Que "viva" me saliste. Lo leeré por ti.
Junio empieza con lluvias, y con el enorme calor que hace las mariposas están saliendo ya. ¿Dónde quedó la otra mitad de esa mariposa monarca que tenías tan guardada? algo hiciste con esa mitad, y yo me quedaré siempre con la duda. Como por saber que pasó en enero con alguien más ¿Acaso fuiste capaz de matar a alguien, o de tener SEXO con otra persona? Muchas acciones se me vienen a la mente  con ese comentario tuyo. ¿Qué demonios hiciste, como para no confiárselo a él? ¿qué tan grave fue la acción? ¿en qué te afectó? Nos dejarás con la duda a ambos.

Las mujeres dicen que todos los hombres somos iguales, eso me lo dijiste una vez. Un hombre debe pensar con madurez sus planes. Puedo asegurar que soy una de las pocas personas que conociste con un gran toque de eso... Aun sin tenerte, te soy y te seré fiel. No como los otros que se la pasan coqueteando a chicas que, al igual que tú, están a cientos de kilómetros y además hacen promesas de amor, que por más que pase el tiempo, jamás cumplirán por sus acciones lujuriosas. Así como decías, que él sólo te quiso ( o te quiere, si es que no sabe que a ti ya hasta los gusanos te chuparon) para jugar, tener sexo, y claro, compañía. Esos sí son poco hombres. Esos no merecieron tu atención.

Recuerdo de la misma manera el tatuaje que tanto anhelabas hacerte. Cuando tenga el consentimiento de mi propia mente, me lo tatuaré por y para ti.

Estefanía (porque así quisiste que todo el mundo te llamara), te prometo a ti, y sólo a ti, que no importa cuanto tiempo pase aquí en la tierra, yo siempre estaré pensando en ti. Cada noche, cada mañana, siempre pensaré en ti. Y juro que el día en que deje de hacerlo, el mismísimo diablo obtendrá mi alma. Porque no deseo fallarle a tu memoria, a tu alma, a toda tu. }

Te deseo un buen viaje, donde quiera que estés mi pequeño saltamontes.

Con profundo amor... Edgar Cielo.


1 comentario: