Materia gris

El café volvió a saber amargo esta vez. Nunca sale como quiero y por esa razón lo he detestado. Mamá volvió a regalarme otro cuarzo en forma de corazón, ella sabe de mis gustos. Adoptamos a otras 2 perras. Doris :s y la otra no sabía que nombre ponerle... La llamo Wenna, ya sabrán por qué. Los cigarrillos se están acabando, los compré por tu fino gusto, tu extraño y fino gusto.
Imagino verte una vez más, llegar y que me recibas con un abrazo y un beso en la mejilla.Observar tu rostro sorprendido por mis lentes o mi peinado, escuchar otra vez tu voz.
Imaginar no me llevará a ningún camino, por más que lo desee. Me duele ser así de realista, pero sólo en este mundo se puede vivir así. Los soñadores carecen de autenticidad, materialismo y cuerpo.

El cuarzo sigue en mi habitación, junto con más dijes de piedras y collares. Tu voz viene a mí cuando la observo, y suelo preguntarme si aún extrañas ese objeto singular. Cada amanecer me deslumbra con el brillo que genera cuando los pequeños rayos de sol logran cruzar la habitación. Mis nuevos lentes me ayudan a mirarlo con más nitidez. Sigue dándome miedo.

Mis libros han ayudado bastante a tener mi pensamiento ocupado. Millennium se ha vuelto mi trilogía favorita, G. Wells subestimó a la imaginación con sus cuentos, con Wenna. Los viajes fuera de casa observando la carretera me hacen cuestionar en la infinidad de personas que están en la misma situación que yo. Planeo un viaje a Monterrey para Enero, y si no puedo ir, tal vez vaya de nuevo a Pachuca.

Cuestiono también mi capacidad para seguir estudiando, no es que no pueda o que no tenga los recursos.. Nada de eso. Actualmente seguimos viviendo en un país donde a la mujer se le dan pocas oportunidades para ocupar un puesto profesional, al menos en mi campo de estudio. ¿Voy a terminar la carrera para trabajar unos pocos años, casarme y mantener a la familia el resto de mi vida? No quiero eso para mí.


1 comentario:

  1. "Los soñadores carecen de autenticidad, materialismo y cuerpo."

    Me gusta cómo piensas... Un beso amor.

    ResponderEliminar