Amántica miel...

-Te extraño mucho.
-¿Cuánto?
-De menos infinito a infinito...
.....................
En rosa marchita te sigo oliendo,
Bajo la piel de tu cuerpo,
Dentro de tus pocos lunares,
En tus cristales ojos,
BRI-LLAN-TES.

.............

Cálidas aguas turbias, de las olas de mi tormenta.
Impetuosos gritos de placer, en la tranquilidad de tu habitación,
Y tus besos en el perfume extinto de mi piel.
¿Cómo renunciar al convenio de nuestro vaho?
¿Cómo renunciar al brillo de tus cristales ojos?
No añejes más pasados, fermenta mis labios.
Bésame el último día de cada mes,
Y finjamos amarnos.
.........











3 comentarios:

  1. Me enamoré de esos pequeños fragmento... Sobre todo del primero
    "Te extraño
    ¿Cuánto?
    De menos a infinito"
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Qué curioso es ésto de extrañar.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  3. El primer fragmento es el mejor según yo, no quiere decir que los otros sean malos.



    Un saludo

    ResponderEliminar