Reino de luz

¿Qué tiempo cambiarías para mí?
¿Tus palabras?
¿Tus oídos?
¿Tus manos?
¿Tus lunares?
¿La luna?
¿Qué tiempo detendrías para mí?
¿Tu ventilador?
¿Tu auto?
¿Tu música?
¿Tus moscas?
¿Tus dedos?
¿Qué tiempo comerías por mí?
¿Tu polvo?
¿Tu televisor?
¿Tu dientes?
¿Tu luz?
¿Tu reloj?

¿En qué tiempo volverás? ¿Ayer? ¿Hoy? ¿Mañana?... ¿Nunca?

3 comentarios:

  1. Hoy fue ayer. Mañana es hoy. Ayer fue mañana. El nunca será para siempre. Todo al sereno olvido.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Que bonito, hace pensar, aquello que tal vez, deberíamos cambiar por amor a otra persona...

    ibeatforlove.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Ese es el dilema de los que vivimos anclados en el pasado, pensando en el futuro y padeciendo el presente.
    Un placer leerte, te sigo.
    Si quieres pásate por mi blog, me haría mucha ilusión, acabo de empezar con este proyecto. Gracias

    www.catarsisverbal.es

    ResponderEliminar