Meteoritos


Sin nada nuevo sobre el firmamento que me vio crecer,
Donde sólo existen las estrellas y planetas,
Con vacío a su alrededor acompañado de
Asteroides indisciplinados,
ida y descontrolada de mis sueños,
—tanta utopía—
No afronto la realidad de las tierras de ajedrez
Que me atrapan en jugadas enigmáticas;
Donde el sol pega en mis pestañas
Y los jugadores carecen de autenticidad, materialismo y mente.
Me nutro de hechizos, deseoso humano,
Consciente de que nada es para siempre,
Que sigo enjaulada de tanta libertad.