:D

¿Que cómo me siento? Pues verás, no gané el primer lugar de ese tan esperado concurso, pero logré lo máximo que yo esperaba: Una mención honorífica por mis escritos y la publicación de ellos en el libro que cada año editan.

Fue hace 2 semanas en una fiesta de mis mejores amigos, donde les conté que había metido mis obras literarias a un concurso, y que si lograba ganar les prometería una fiesta, y bueno... ahora tendré que convencer a papá de que me deje hacer un festejo en la casa por tan grande logro para mí.

Y hoy como si nada sonó el telefono, me gritaron desde las escaleras diciendo que la llamada era para mí y en un instante yo ya estaba llorando en la cochera por las palabras que aquella mujer me decía. Después de controlarme un momento, busqué en la página de internet donde se hacía ver que alguien más había ganado el concurso, pero que me otorgarban una mención honorífica por mi obra. Mamá llegó a abrazame y a felicitarme. Era lo que yo más deseaba que pasara con mis letras... QUE FUERAN PUBLICADAS EN UN LIBRO!

Sin duda será una gran experiencia que me hará seguir adelante. Después de un tiempo en el que mi vida se veía tan gris, todo mundo comentaba la misma palabra de siempre "Ánimo". Y realmente no ayudaba en mucho. La única manera en que me desahogaba era escribiendole, hacerle ver mi vida con paradojas que apenas llegaba a leer. Llegó un momento en el que alguien mencionó que dejara de jugar con aquello, que viera la realidad y lo aceptara; y de alguna manera lo hice. Salía de casa al centro de la ciudad a distraerme, sola o acompañada por mis amigos, a fumar un cigarrillo mientras discutíamos sobre cualquier cosa, a buscar libros viejos de los más grandes escritores y mira que nos fue bien... Encontrar varios libros de Neruda, García Lorca, Novelas fantásticas y por el estilo. Y al final no hice caso. Empecé a inundarme de letras y cada que veía la oportunidad empezaba a escribir. Ví la convocatoria pegada en una puerta grande de madera y ese día llegando a casa busqué por internet y decidida empecé a a buscar mis escritos. El último día de la convocatoria fui a la escuela a escribir 2 poemas más y de ahí a llevarlos. Adrián me acompañó, aunque muy de malas me decía que mis letras eran buenas pero yo no perdía la esperanza. También Mario leyó mis escritos y dijo que le faltaba más pasión. Shantal sólo me deseaba suerte. Otro más (que reservaré su nombre ¬¬) dijo que era demasiado superficial, que de eso no trataba la poesía y bueno, de una manera muy grosera le contesté que para mí de eso se trataba, de soñar y adentrarse a otro mundo desconocido por OTROS. Se molestó pero no me importo.

Tal vez con esto le puedo demostrar a varias personas que no necesito de ellas. No necesito de su presencia para estar bien, todo lo contrario, sin ellas puedo lograr a ser feliz, a realizar mis metas, por más tontas y pequeñas que sean.

Ahora falta esperar por el día del reconocimiento y pensar en cosas más tontas como "¡¿Qué me pondré?!" y en jugar más ajedrez para jugar en el nacional.... ¡QUE NERVIOSSS!