Llévame de nuevo a donde estas. No escapes de nuevo

He vuelto de Pénjamo. Sólo visité la Hacienda Corralejo y la zona arqueológica de Plazuelas.
Siempre que mi papá nos dirigía a por Pénjamo, pasábamos por la hacienda. Y ese olor.. Ahh, me mata el olor del agave cocinado! Y cuando entramos a ver el proceso de elaboración me embobé. Es hermoso ese lugar *_*

También visité Plazuelas.. Una pequeña zona arqueológica, donde no supe quienes habitaron :c porque me distraje tomando fotos a las artesanías y demás. Me cansó subir las calles que daban al museo.

Sospecho que Naruto sea ese "Intruso" al que le atraigo. Si es que estoy en lo correcto... seremos tal para cual, pero ya no siento la misma atracción que antes. Sus comentarios y actitudes no son de lo más favorables.

Soñé con mi Aura. Mi pequeña Aura se alojó en mis sueños. No me dijo nada, no hacía nada. Inmóvil. Una piedra. Y sus ojos... Sus pequeños ojos claros. ¿Por qué Claros? Sería muy difícil que concibiera una hija de tan hermosa mirada. Me inundaba de alegría al verla. Fue, es y será mi Aura. Mi niña. Si tan sólo te volvieras de nuevo en una promesa, serías mi más grande anhelo. He mandado un libro para ti. No te lo daré yo porque no serás nunca de mi sangre. Será el único regalo que recibirás de mi. Tal vez de la persona que siempre te amará, a pesar de no tener ninguna relación de por medio. Vivirás en mis sueños, y donde quiera que yo esté te pensaré. A cada minuto y en cada lugar. Desearé conocerte, pero no será nunca una promesa entre ambas. Si el destino me tiene unida a ti, se cumplirá. Y por favor, deja que tu cabello crezca tan largo como sea posible... Me encanta imaginarte así. 
Te adoro mi Aura.




















No pude evitarlo